Reserva Provincial Parque Luro 2019

El objetivo general de nuestro viaje de vacaciones fue visitar la zona norte de la patagonia llegando hasta la costa del océano Atlántico (Puerto Madryn) y luego a la zona de la Cordillera de los Andes (Villa Pehuenia). Nuestras estadías serian en la localidad de Toay -La Pampa, Villa Pehuenia – Neuquén, ciudad de Puerto Madryn – Chubut para regresar luego nuevamente por la localidad de Toay -La Pampa y desde ahí a Rosario -Santa Fe nuestro punto de partida.

El primer tramo de nuestro viaje de vacaciones tenía como destino la Reserva Provincial Parque Luro, lugar donde hay un área de acampe organizado dentro del complejo. Ya hemos acampado en varias oportunidades en este lugar en nuestros viajes a la Patagonia donde acostumbramos utilizarlo como parada para proseguir al día siguiente.

Siempre que salgo de vacaciones llevo un control diario de cómo evoluciona el clima en las distintas zonas por las que vamos a estar, y dado el caso, las distintas opciones para modificar el itinerario. En esta ocasión con más atención ya que sería nuestra primera experiencia de acampar en carpa con Sofía. Todo indicaba que en las dos semanas seleccionadas que utilizaremos para el viaje, el clima era totalmente favorable en la zona patagonia norte cordillerana y solo desmejoraría en los últimos días de todo el itinerario en la zona central de la provincia de Buenos Aires donde tendríamos que pasar. Y sólo una situación de inestabilidad en el primer día de viaje en la Pampa que descargó una lluvia muy tranquila en nuestra primera noche de acampe.

Dada la emergencia sanitaria por casos de Hanta Virus en la zona oeste de la provincia de Chubut decidí modificar el itinerario, cambiando nuestro próximo destino en vez de la zona cordillerana, fuimos a la costa del atlántica, y así esperar unos días para ir viendo en las noticias como evoluciona el problema sanitario, y asi luego pasar a Villa Pehuenia.

Sofía encantada con la experiencia a plena naturaleza, los colores y las sensaciones, los ciervos alrededor y alguno que otro zorrito que se acercaban hacia de todo un momento muy especial con el plus de pasar la noche en carpa bajo la lluvia. Ser artífices de esto junto a mi mujer solo tiene bendiciones a Dios y la Virgen.

Comparte desde aquí
  • 27
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.