Cuevas de Ongamira 2019

Durante nuestra estadía en la provincia de Córdoba, decidimos visitar Las Cuevas de Ongamira.

Nos dirigimos al norte del Valle de Punilla, luego de pasar la localidad de Capilla del Monte, nos desviamos por una ruta rural hasta llegar a las cuevas.

Recorrer el sendero nos llevó aproximadamente dos horas, desde su comienzo nos impactó la cueva principal, con su enorme formación rocosa y una cascada débil que cae desde lo más alto. Los ocres en las paredes, marcando las vetas de sedimentos, formaban un maravilloso entorno de aquellas inmensidades. En sus concavidades el sendero iba bordeando la montaña en un irregular terreno, acompañado en su mayoría por una vegetación arbustiva. Un recorrido muy tranquilo, propicio para poder apreciar y registrar nuestra visita tomando fotos a Celina y Sofía marcando escalas en el paisaje. Siempre es particular el momento cuando hacemos experiencias, y esta corta caminata también lo fue. Nuestra hija estaba integrándose a nosotros en el sendero como al sendero mismo y la naturaleza.

Fue maravilloso el instante del descubrimiento, si bien, en otras oportunidades ya estuvimos haciendo esta clase de actividades, Sofía se demostró mucho mas independiente y curiosa.

En el recorrido llegamos al desvío que asciende vertiginosamente a la cima del monte rocoso, sin dudas y asumiendo el riesgo con todo el cuidado, aceptamos el desafío de seguir. Paso a paso con precaución transitamos por superficiales e irregulares escalones tallados sobre las rocas curvas y otros de maderos gastados para llegar a la cima.

Era un paisaje hermoso  que nos llenó de sensaciones y conectó con  la realidad dimensional que somos.

Luego al bajar, retomamos el sendero y, mientras transitamos la parte final del recorrido, nos topamos con un gran toro ocupando el estrecho camino sin intención de moverse expresado en su mirada desafiante. Sin más por hacer, volvimos por donde comenzamos y asi concluimos la visita.

Las cuevas de Ongamira tiene una historia triste, marcada por la exterminación de sus habitantes indígenas en los tiempos de colonización.

Una cueva o caverna es una cavidad natural del terreno causada por algún tipo de erosión de corrientes de agua, hielo o lava.

El nombre Ongamira deriva de la palabra «Unca-mira» en un idioma indígena: «Unca» se refiere al nombre de un jefe tribal, y «mira» significa un lugar.

En 1573 fue cuando llegó la colonización.

Comparte desde aquí
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.