El Glaciar

Es algo impresionante estar frente al glaciar Perito Moreno, pero caminar sobre él es algo magnífico.
Era un dia nublado y frío, recorrimos un par de horas el trayecto hasta el puerto donde zarpamos rumbo a sercanias de la morrena. Navegando frente a las paredes del gigante de hielo, todo se hace silencio, solo el ruido tronador de bloques resquebrajando y cayendo.
Frío viento paraliza a todo inquieto, al muelle llegamos y a saltos desembarcamos.
Entre rocas y árboles en fila a la morrena nos encaminamos. Todo alrededor nos hacía pequeños, los árboles gigantes, las rocas y el hielo.
A más o menos un kilómetro antes de llegar a la base donde nos calzamos los crampones para caminar en el glaciar, ya podíamos verlo. El asombro de todos ver como hormigas en escala caminando a grupos de turistas entrando al Glaciar. Sin dejar pasar el momento, tomo esta fotografía del gigante glaciar junto a la diminuta humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *